Cómo comienza este blog acerca de té

De un modo fluido y sin planear me vi observando, que no mirando, a una pareja madura mientras experimentaba la que podría ser una de sus primeras veces con el té en hebras.

Sentí candor, como se suele sentirlo por los aprendices, no porque sea experta ─ya quisiera─ sino porque celebro cada vez que una mente se abre para dejar entrar a su vida un pedazo de otro mundo, de una realidad distinta.

Lo siguiente fue, en un gesto muy inusual en mí, pedirle al hombre algún dato de contacto para mostrarle un blog chileno de cultura de té que me había llamado la atención hace años, y que ahora no acaba de convencerme.

Luego, mientras compraba algunos gramos de Cranberry Harvest, una mezcla dulce, me vi proponiéndole a la dueña del salón hacer los videos que publico aquí, además de reseñas, todo a cambio de tomar mucho té, de probar las 50 variedades que tiene disponibles.

Así fue como comencé a mirar con otros ojos una ruta que desde hace mucho me parece muy atractiva, pero que en ningún momento imaginé que pudiera empezar a recorrer sin que la plata estuviera de por medio.

lapicera luz a través de la miel y cuaderno

En este momento volví a sentirme en Montevideo.

Anuncios

Si te gustó comenta o compártelo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s