Hasta que un día me supo amargo

Me gusta creer que soy la responsable de que hoy en día un amigo y mi mamá hoy tomen té, y de que cada tanto ellos me enseñen nuevas claves acerca de esta bebida, como la ocasión en la que Andrés me dijo que el té verde de marca Hindú era feo.

En general podía tomar té de esta marca sin ningún problema. Desde que encontrara la temperatura ideal del agua y el tiempo de infusión adecuado todo iba bien. Sin embargo unos Jazmín Chung Hao después y unas perlas de jazmín más tarde comencé a sentir distinto su sabor. Esa sensación astringente, en la que la lengua se tropieza al recorrer los dientes, seguía quedando y me seguía gustando, empero la amargura aparecía, por lo que lentamente he dejado de tomar este té que, según lo que se lee en la página web de la marca, se cultiva en Colombia.

bolsa individual de té verde marca hindú

La próxima vez compraré el té de nombre curioso: “Té Diosa” y les contaré cómo me va.

Anuncios

Si te gustó comenta o compártelo.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s