Una corona verde para Buda

matera en forma de cabeza de Buda con planta suculenta colgante frente

Desde hace años soy simpatizante del budismo, que no practicante, por eso siento una atracción especial hacia la figura de uno de sus maestros y por eso también hay usos de su imagen que me inspiran sensaciones extrañas, por ejemplo ver que su cabeza es usada como pebetero con tapa me causa repulsión. Siento algo incómodo en la tapa de MIS sesos que no acabo de entender, con las plantas en cambio es distinto. Usar la cabeza de Buda como maceta se siente diferente. Lo percibo como algo vital, inspirador, de ahí que desde hace tiempo sienta atracción por las imágenes que hay en revistas y páginas web de decoración en las que hace parte de composiciones que recuerdan paisajes asiáticos. Y como además soy muy DIY (do it yourself / hazlo tú mismo) sabía cómo iba a terminar la compra de unas materas que encontré en diciembre pasado.

El ejemplar de Sedum spurium / Phedimus spurius, conocido por nombres comunes como lágrimas de suegra llegó a mi jardín con un prontoalivio (Lippia alba) en calidad de arvense, es decir que nadie lo plantó allí. Al comienzo los dejé juntos pero con el tiempo sentí que iban a estar mejor separados. A la Sedum / Phedimus no le veía mucha gracia pero no dejaba de llamarme la atención su resiliencia y constancia para crecer y crecer, así arrancara un pedazo. A base de convivencia con ella y de observarla se ganó su lugar, al punto que se convirtió en la elección perfecta para este proyecto de jardinería. Corté un pedazo de la que aprovecha la luz que entra por una de las ventanas de mi casa, la planté en un vaso de plástico y esperé con paciencia hasta que estuvo lo suficientemente fuerte para irse a vivir a la cabeza de Buda.

Cuidados y mantenimiento de Sedum spurium / Phedimus spurius (nombres botánicos equivalentes)

Su hábitat favorito es el de la luz indirecta. Cuando se la expone a luz plena intenta crecer hacia donde hay sombra y las hojas empalidecen. Debe ser plantada en suelos con buen drenaje y regada al menos una vez por semana, como otras representantes de la familia de la Crasuláceas, es decir la de las suculentas. Esta planta es una elección ideal para cubrir suelos que sólo están expuestos al sol durante unas horas cada día y que NO serán pisados constantemente. A diferencia del pasto no es necesario podarla con frecuencia por lo que puede considerarse una especie de bajo mantenimiento. Puede ser reproducida cortando tramos de mínimo 5 cm. a los que se les quitan las hojas para esparcirlas en el área deseada. Para que permanezca sana y en forma basta retirar los excesos y abonarla con compuestos bajos en nitrógeno que la ayudan a crecer. La Sedum spurium / Phedimus spurius además es resistente a los piojos / pulgones verdes.

Especie con la que puede ser confundida

En un par de fuentes que consulté mientras hacía la identificación de la especie* encontré que estaba clasificada como Soleirolia soleirolii, lo cual es impreciso.

Soleroiloia soleirolii vs. Sedum spurium o Phedimus spurius

Soleirolia soleirolii (izquierda) y Sedum spurium / Phedimus spurius (derecha).

La Soleirolia soleirolii, conocida comúnmente como lágrimas de bebé, lágrimas de ángel, madre de miles, maldición de Córcega, métete en tus asuntos y paz en el hogar, pertenece a la familia de las urticáceas, por lo que su línea genética es completamente distinta de aquella en la que están clasificadas las Sedum spurium, plantas de formas y colores diversos, pertenecientes al género Sedum / Phedimus que agrupa a más o menos 600 especies. La confusión, creo yo, viene de la similitud en la forma de las hojas, sin embargo hay que tener en cuenta que las de la Soleirolia soleirolii son muy delgadas y sin ranuras, a diferencia de las hojas de la Sedum / Phedimus, que en esta variedad particular que usé para este proyecto, parecen pequeñas gemas verdes traslúcidas y dentadas.

En caso de que a esta altura te preguntes si esta dupla (maceta de Buda + planta) está a la venta, la respuesta es sí. Mide aproximadamente 11 cm. de alto, 9 cm. de diámetro y la rama más larga de la planta es de 17 cm. y contando. Precio: COP $ 25.000 De momento sólo hay una disponible pero ya estoy reproduciendo la Sedum / Phedimus para ponerla a vivir en otras dos macetas del mismo diseño y del mismo tamaño que tengo por ahí, por lo que si no alcanzas a llevártela te sugiero que estés pendiente de la página Tienda Vegetal en este blog. Allí están las instrucciones para hacer la compra.

*Black Olive East Nursery

Green my life

Anuncios

A la hora del té…

Lo sé, el título no es de lo más original, pero me parece que en general el artículo quedó lindo.

Esta página hace parte de la edición más reciente de una de las revistas en las que escribo.

Como el texto no se puede leer con mucha claridad en la imagen, lo copio debajo de ella para que quien esté interesado pueda leerlo.

accesorios para té bogotá

El estilo sobrio de estas teteras combina de modo armónico con los colores presentes en una mesa donde se sirve té verde, pu-erh u oolong, en compañía de galletitas y bizcochos, recordando que muchas veces los momentos más valiosos transcurren en ambientes suaves y relajados. Los palitos de dulce y las tazas para bolsitas piramidales, que dejan asomar un toque de verde a través de sus tapas, producen sonrisas y miradas cómplices, haciendo de la hora del té un momento en el que se dejan de lado las preocupaciones para apreciar los placeres sencillos que la vida ofrece.